• Administrador

Caminos de Bío Bío


La pavimentación de caminos en la provincia de Biobío -como en todo el país- siempre es y será una necesidad urgente para sus habitantes. Sin lugar a dudas. El mejoramiento de la conectividad terrestre en un territorio amplio y muy diverso, no sólo debe responder a criterios simplemente económicos, sino que al mandato de la Presidenta Michelle Bachelet en el sentido de mejorar la calidad de vida de los vecinos, particularmente de quienes viven en los sectores más apartados.

Bajo esa premisa, fue que gestionamos la semana pasada una reunión con el ministro de Obras Públicas y los alcaldes de las 14 comunas de la provincia, a fin de fijar las prioridades en materia de inversiones viales. También para informar lo que será un salto importante en materia de ampliar la cobertura de los proyectos de agua potable rural, tomando en cuenta la creciente escasez del recurso.

Sobre el tema caminero, debe recordarse la fuerte inversión en materia de vial de principio de los ’90 en la provincia, que permitió tener una vía pavimentada de cada una de las comunas con la capital provincial. Ahí destacan la pavimentación del camino a Antuco, de la ruta a Nacimiento o de la vía a Laja, por Diuquín, que –sin lugar a dudas- mejoraron la calidad de vida de sus residentes.

A medida que se resuelve una necesidad, surge una nueva que demanda la acción de la autoridad para su materialización. Ese ejercicio surgió de la cita entre el ministro Undurraga y los jefes comunales, en un diálogo franco y abierto en que cada uno de los participantes expuso sus requerimientos. En la ocasión, se plantearon algunas urgencias, como la aceleración del proceso de licitación de la ruta entre Los Ángeles y Angol, tramo convertido en un riesgo para los conductores debido al intenso tráfico, especialmente de carga pesada.

En carpeta ya asoman muchos más desafíos en materia vial: el tramo entre Quilleco y Santa Bárbara, la conexión de Mulchén con Negrete, la ampliación de la vía desde Los Ángeles hasta los Saltos del Laja por Santa Clara o el proyecto camino desde Nacimiento a Curanilahue, en la Cordillera de Nahuelbuta.

Como senador, seguiré atento al proceso. En un par de semanas más habrá un nuevo encuentro de los alcaldes de Biobío con las autoridades del ministerio, esta vez para hacer un seguimiento de los puntos planteados, ver los avances, los puntos de conflicto. Al cabo, entre todos podemos hacer posible la realización de este plan de inversiones.

No se trata sólo de pavimentar para facilitar la actividad económica. Se trata, en definitiva, que los habitantes de la provincia de Biobío puedan mejorar su calidad de vida


3 views