Search

Competitividad y productividad


Recientemente se anunció la agenda de "competitividad y productividad", destinada a ciar un impulso a nuestra alicaída economía. Junto con valorar los esfuerzos desplegados por los ministros de Hacienda y Energía, creo fundamental aterrizar dicha agenda a nuestra realidad regional. En primer lugar se deben destrabar los proyectos de inversión privada que en la actualidad se encuentran en tramitación ante la autoridad pública. En relación a la crisis de la industria metalúrgica, esta se debe enfrentar no sólo con salvaguardias (esencialmente temporales), sino con medidas como la exigencia de certificación nacional de la calidad del material importado. Esto, para evitar el ingreso de material de dudosa calidad a menores costos que el producto nacional. A ello se podrían sumar incentivos al uso de material nacional en los procesos de licitación pública para la construcción de infraestructura pública. Se debe priorizar la cartera de proyectos de "ejecución" de obras de infraestructura y avanzar decididamente en el desarrollo de la industria secundaria de la madera, fomentando su certificación para la construcción a través del Infor e incorporar la madera local como elemento de construcción de infraestructura pública en los procesos liderados por el Gore y municipios. Otra propuesta es la de generar una alianza público-privada destinada a transformar a los actuales pirquenes en asociaciones o cooperativas, capaces de vender gas a la industria local y así mantener la fuente de ingresos de cientos de pirquineros de la cuenca del carbón. Además, se podría incorporar un incentivo tributario a la instalación de nuevas empresas o fuentes productivas en la provincia de Arauco con contratos de trabajo superiores a tres años. De gran relevancia sería el iniciar los estudios para la creación de la zona logística y puerto en Lebu. Sin duda ello sería un aporte a la revalorización de terrenos, llegada de inversiones y generación de alternativas laborales de mediano y largo plazo, transformando al cono sur de la Provincia de Arauco en una zona atractiva para la entrada y salida de mercancías con Argentina y desde el Pacífico. Se deben considerar fondos de innovación a estudios de desalinización de agua costera como fuente de riego de suelos agrícolas y recuperación de suelos degradados. Por otro lado se requiere diseñar un mapa de la "infraestructura para la competitividad" proyectada a 30 años, donde se diseñen las obras de infraestructura vial, portuaria, aeroportuaria, línea férrea y logística que permitan transformar a la región en una zona de bajo costo de traslado de mercancías y de fácil tránsito de turistas. Como estas, de seguro existen otras medidas que pueden complementar la agenda de competitiviclad y productividad del Gobierno y se deberían incorporar. En momentos de contracción económica debemos ser capaces de sumar esfuerzos públicos y privados para focalizarnos en aquellas iniciativas, que podrían mejorar la proyección económica regional. La región cuenta con capacidad profesional, académica y técnica suficiente para proponer una agenda que trascienda al gobierno de turno y siente las bases de un modelo de desarrollo regional de cara a la nueva realidad económica mundial.