Search

"Lagos sería un buen conductor para la transición social de Chile"


Siempre ha sido laguista. En el gobierno del ex presidente fue subsecretario de Carabineros y de Interior y en esta entrevista acredita una admiración manifiesta que lleva al senador Felipe Harboe (PPD) a defender con entusiasmo la cada vez más cercana candidatura del ex mandatario para volver a La Moneda en 2018. Está consciente de que no será tarea fácil, por lo mismo es que destaca la "generosidad" de Ricardo Lagos al enfrentar el desafío. En estas líneas, también expresa su preocupación por la reforma constitucional que establece la elección directa de intendentes. Tiene la convicción de que "tal como está, no ha sido objeto de un debate maduro respecto de cómo vamos a administrar el territorio nacional", lo que desde el punto de vista de un ferviente partidario de la descentralización es alarmante. -¿Qué le parece que el ex presidente Lagos haya formalizado su candidatura? - Es un tremendo acto de generosidad de su parte. El Presidente tiene condiciones suficientes para quedarse tranquilo mirando desde afuera los acontecimientos, pero creo que él siente que tiene una responsabilidad con el proceso democrático en Chile. Así como Ricardo Lagos, Patricio Aylwin y Gabriel Valdés fueron actores fundamentales en la transición política de una dictadura muy dura a una democracia, el presidente Lagos va a ser un actor fundamental en la segunda transición, la transición social, desde un modelo económico extremadamente frío, muchas veces injusto y, en algunos casos, excluyente a un modelo económico donde se combine la libertad con un modelo más inclusivo, con mayor protección social. Y así como el presidente Lagos fue parte importante de la transición política, hoy está en condiciones de encabezar esta segunda transición social de Chile hacia un modelo mucho más inclusivo. - El PPD está alineado tras su candidatura... - El presidente Lagos supera con creces el PPD. Reducirlo a ser el candidato del PPD me parecería tremendamente injusto. El presidente Lagos es un patrimonio no sólo de la Concertación, sino del país. -Su candidatura está provocando divisiones al interior del PS. ¿Cree que el ex presidente sí o sí debería enfrentar una primaria? - A mí me encanta la idea de las primarias. Yo haría un sistema, y lo planteé en la discusión de la ley electoral, de primarias obligatorias, vinculantes, donde fuera obligatorio que los candidatos hicieran debates por región, asumiendo los temas regionales, lo que implica que cada candidato tenga una visión sobre cada región del país, que es un respeto por el proceso descentralizador. - ¿Sería mal visto que los partidos llegaran aun acuerdo si es evidente que uno de los candidatos es el mejor posicionado? - Siempre son mejor las primarias abiertas, ojalá ciudadanas. -¿Eso le da más legitimidad al candidato que se imponga? - Siempre las primarias dan más legitimidad. Yo soy partidario de que eso ocurra, pero los acontecimientos... -¿Usted ya decidió sobre su militancia en el PPD? - No, estoy en reflexión. Creo que la irrupción del presidente Lagos es una buena señal, que debiera ordenar al PPD, más bien en la lógica de ir poco a poco desarmando la retroexcavadora y dándola de baja, e implementando una motoniveladora, para nivelar la cancha. Y una nivelación de suelo es un trabajo en equipo. Espero que el PPD vaya más bien en ese proceso. Se han visto algunas señales interesantes, como la llegada a la Comisión Económica de algunas personas que estaban bastante alejadas o marginadas de la administración anterior y eso es sano. -¿De alguna manera la irrupción del ex presidente lo reencantó con el partido? - No sé si con el partido, pero sí con un proyecto de futuro. Lagos es mucho más que el PPD, pero la verdad es que no he tomado ninguna decisión respecto del partido y tampoco es un tema prioritario. Hoy estoy preocupado de mi senaturía, tanto en el tema legislativo como en el territorio, y en este proceso de reencantamiento que el presidente Lagos va a tener que hacer, porque es un esfuerzo importante el que va a tener que hacer para conectar con las nuevas demandas ciudadanas. -¿Es capaz de ese proceso? - No me cabe ninguna duda que el ex presidente Lagos tiene la capacidad suficiente para observar procesos y se da cuenta perfectamente que su eventual candidatura en 2017 tiene que ser muy distinta a la del 2000. Chile no es el mismo. Y cuando uno observa que está tomando temas relevantes, dice este es un Presidente que ha observado no sólo desde la experiencia, sino que ha sido capaz de observar las nuevas demandas. -Algunos sostienen que más allá de que sea capaz de empalizar con el nuevo Chile va a tener que hacerse cargo de algunos errores, el CAE por ejemplo, ¿cómo se enfrenta eso? - Por eso digo que es un acto tremendamente generoso, porque él está consciente de eso y lo ha asumido. - ¿Y ve posibilidad de prolongar la NM con el ex presidente Lagos? - Espero que se logre un punto de encuentro, donde estén expresadas las sensibilidades socialcristiana, social liberal, socialdemócrata y también el Partido Comunista, si está dispuesto. No veo por qué no. Pero en cualquier caso, esta coalición tiene que afinar su visión para garantizar la gobernabilidad. La diferencia entre los países que llegan al desarrollo, y los que no, no está exclusivamente en el crecimiento, está también en la gobernanza; y la buena calidad de la política pública también depende de que los equipos que gobiernan garanticen gobernabilidad. Eso se hace también esforzándose por retomar el diálogo. - ¿Ve disposición en la derecha? - De un tiempo a esta parte, la derecha ha ido endureciendo sus posiciones. Y tener una oposición completamente fracturada no es sano para el país. Las democracias requieren de oposiciones fuertes, sólidas, propositivas. - Los acuerdos van de la mano con los liderazgos y cuando, por ejemplo, el senador Allamand, que publicó El Desalojo en el primer gobierno de Bachelet y hoy La Salida, que va en la misma línea, ¿qué se puede esperar? - Andrés ha equivocado el camino y eso le ha pasado la cuenta, está permanentemente dividiendo y eso no es sano. En algún minuto hay que sentarse y buscar puntos de encuentro, escribir en contra de alguien es mucho más fácil que proponer. La ciudadanía demanda liderazgos que tengan la capacidad de proponer, porque levantar una consigna es muy fácil.