Search

A segundo trámite proyecto que crea un registro de evasores del Transantiago


La Sala despachó en particular el texto de la iniciativa, pero diversos senadores hicieron presente sus reparos a la efectividad de esta ley, justo cuando se conoce que los niveles de evasión se empinan por el 35%.

En condiciones de cumplir su segundo trámite, en la Cámara Baja, quedó el proyecto que modifica la Ley de Tránsito y la ley N°18.287, con el fin de adoptar medidas de seguridad y control en lo relativo a los medios de pago del transporte público remunerado de pasajeros, establecer sanciones, crear un registro de pasajeros infractores y modificar normas procedimentales. (Boletín N° 10.125-15).

Ello, luego que la Sala despachara las modificaciones en particular del texto legal por 21 votos a favor, 2 en contra y 9 abstenciones.

El secretario de Estado subrogante, dio cuenta del alcance de la iniciativa y señaló que “hoy más que nunca se requiere contar con herramientas para disuadir el no pago y la evasión”.

Los legisladores si bien en su mayoría respaldaron la iniciativa hicieron presente sus aprensiones sobre la real efectividad de la misma en los altos índices de evasión conocidos durante la jornada y que alcanzan ya el 35%, el índice más alto desde que se creó el sistema de transporte público.

El proyecto, iniciado en Mensaje del Ejecutivo, tiene por objeto hacer frente a la evasión en el pago de los pasajes en el transporte público remunerado de pasajeros de todo el país, mediante la implementación de una serie de medidas y sanciones administrativas y penales orientadas a controlarla y disminuirla, así como a educar respecto de los efectos de tal conducta.

Contenido del proyecto de ley:

– Entrega al Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones la función de definir y regular la confección, entrega, condiciones y procedimiento de uso; supervisión; vigencia, caducidad, retiro y reposición de cualquier instrumento o mecanismo que permita el uso del transporte público remunerado de pasajeros.

– Tratándose del pase escolar o pase de educación superior, dicha reglamentación corresponderá conjuntamente a los Ministerios de Transportes y Telecomunicaciones y de Educación.

– Permite a los Ministerios señalados, emitir por sí o a través de terceros, otros medios que permitan el uso del transporte público, como tarjetas de crédito, prepago y débito de bancos o instituciones financieras, entre otros.

– Permite solicitar la individualización y domicilio del requirente, al momento de la entrega del pase o tarjeta, que permita acreditar su calidad de beneficiario o usuario frecuente, mediante la exhibición de documentos de identificación, como cédula de identidad, licencia de conducir o pasaporte, los que serán incorporados en un “Registro de Usuarios”, que se crea, a cargo del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones.

– Se refuerzan las atribuciones de Carabineros de Chile, inspectores fiscales, municipales y del personal autorizado de ferrocarriles que preste servicios de transporte de pasajeros, para efectuar las tareas propias del control de la evasión, facultándolos para retener o solicitar la inutilización del pase o tarjeta, en el caso de constatarse el uso indebido de éste, debiendo efectuarse la denuncia correspondiente conforme al procedimiento que se establece.

– Faculta a los prestadores de servicio de transporte público remunerado de pasajeros, para constatar el cumplimiento de la obligación del pago de la tarifa por parte de los pasajeros pudiendo, para ello, solicitar al evasor el abandono del vehículo.

– Establece el carácter público, personal e intransferible del mecanismo o tarjeta que permita el uso del transporte público con exención o rebaja tarifaria, sancionando con la pena de presidio menor en cualquiera de sus grados (de 61 días a 5 años) y multa de 11 a 15 UTM ($508.519 a $693.435) la falsificación de aquellos. También se sanciona con las penas de presidio y las multas que se señalan, el uso malicioso de estos instrumentos falsificados y las acciones que se describen relativas a la información contenida en un medio tecnológico de acceso a los servicios de transporte público remunerado de pasajeros.

– Incorpora como nueva falta gravísima el hacer uso del transporte público con un pase escolar, de educación superior o cualquier otro instrumento que permita su acceso, sin ser el titular. – Aumenta, de infracción leve a grave, la circunstancia que un conductor no detenga el vehículo cuando ha sido requerido por un pasajero que desea subirse o bajarse del mismo, en los correspondientes paraderos.

– Crea el “Registro de Pasajeros Infractores”, administrado por el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, en el cual se anotarán los condenados por las infracciones a las normas de este proyecto de ley, el cual podrá ser consultado por cualquier persona, pudiendo la Tesorería General de la República acceder a dicha información para efectos de retener de la devolución de impuesto a la renta las multas impagas por evasión. Fija las normas por las que se regirá la eliminación de los datos de dicho registro.

– Se establecen medidas tendientes a simplificar los trámites de citación y notificación a los Juzgados de Policía Local y como disposición para incentivar el pago, se rebaja la multa fijada por evasión en un 50% si su pago se realiza dentro de los primeros cinco días de cursada la infracción.

“Se publicará a quien no paga la micro, pero no se puede publicar a quien paga coimas… He planteado que exista un registro de morosos, pero no tiene por qué ser publicado… Soy partidario de sancionar al que no paga, pero por qué se va a utilizar el mecanismo de la exhibición pública”, indicará el senador Harboe.