Search

Tras vuelco en investigación por atentados en La Araucanía Senador Harboe denuncia: “Es lo más grave


La Operación Huracán generó, a fines de septiembre último, el arresto de ocho personas que tendrían vinculación con ataques incendiarios. Las pruebas que daban cuenta de las coordinaciones entre los imputados para concretar los atentados fueron obtenidas por Carabineros a través de la Ley de Inteligencia. Sin embargo, el fiscal regional de La Araucanía denunció la constatación de manipulación de la evidencia, la no concreción del total de las diligencias y el fiscal jefe de la Unidad de Alta Complejidad acusó un montaje en su contra para vincularlo a una filtración de información. En este escenario, el legislador Harboe hizo un llamado a “una nueva ley de inteligencia para nuestro país”.

Sorpresa causó el anuncio de la Fiscalía del pasado jueves 25 respecto a la causa contra ocho personas por atentados en la zona de La Araucanía, conocida como Operación Huracán, asegurando que no perseverarán en la investigación, cerrarían el caso e iniciarían indagatorias en contra de la Dirección de Inteligencia de Carabineros por falsificación de instrumento público y obstrucción a la investigación.

Al respecto, el senador Felipe Harboe manifestó que “falsear pruebas, pinchar teléfonos y hacer montajes para inculpar personas debe sancionarse con cárcel. Debemos proteger a la democracia y la justicia. El Gobierno debe exigir un informe en 72 horas al General Director de Carabineros y si no hay explicación, con pruebas que desmientan la acusación del Ministerio Público, deberían irse a retiro inmediato los mandos de inteligencia y todos quienes hayan participado de dicho montaje, sin perjuicio de las responsabilidades penales que deban enfrentar”.

A ello, se suma una querella presentada por el fiscal jefe de la Unidad de Alta Complejidad, Luis Arroyo, quien acusó a los uniformados de realizar un montaje en su contra, que lo vincula a una supuesta filtración de información por parte de una funcionaria de la fiscalía a uno de los imputados.

Con toda esta información, el legislador representante de las regiones de Ñuble y Biobío afirmó que “es lo más grave desde el inicio de nuevo sistema penal. Hay que actuar rápido y drásticamente, no se puede dilapidar el prestigio de una institución por el actuar inescrupuloso e ilegal de algunos de sus integrantes. Aquí se habría mentido al Gobierno, a los jueces, a fiscales y a la opinión pública. Necesitamos una institución policial que salga de los escándalos y vuelva a recuperar el prestigio a que nos tenía acostumbrados”.

Teniendo en cuenta que el Ministerio del Interior ordenó un sumario en la institución y el fiscal nacional confirmó la investigación penal contra Carabineros, el parlamentario y presidente de la Comisión de Seguridad Ciudadana del Senado afirmó que “es hora de una nueva ley de inteligencia para nuestro país. Me pongo a disposición del gobierno del presidente Piñera para un acuerdo político, en forma de entregarle a Chile una nueva ley de inteligencia, con un sistema que permita controles cruzados para evitar abusos y un sistema de control de gestión, para que Chile tenga un sistema de inteligencia preventiva y reactiva, a la altura de los desafíos de seguridad de esta era”.