Search

“Si Heraldo gana y tiene aspiración presidencial, tiene que darle gobernabilidad al PPD”


El senador PPD profundiza en la decisión de su sector de levantar una tercera lista para competir por la mesa del partido -liderada por Andrea González- y aborda la candidatura del excanciller Muñoz.

A menos de una semana de que, junto a Ricardo Lagos Weber, impulsara la lista de Andrea González para presidir el PPD, el senador Felipe Harboe aborda la contienda electoral del partido y los desafíos que tendrá quien asuma el timón de la colectividad.

¿Cómo analiza el rol de la ex Nueva Mayoría como oposición?

Creo que la oposición está en un proceso de transición, donde cada partido está haciendo las renovaciones de sus directivas, y una vez que se produzca este proceso probablemente se va a iniciar el diálogo con miras al próximo proceso municipal y de gobiernos regionales. Eso significa ser una oposición inteligente, defender los derechos y libertades que se han conseguido, pero también apoyar aquellas propuestas que vayan en el sentido de mejorar las condiciones económicas y sociales. Solo así la oposición va a ser observada como una alternativa real de gobierno para las próximas presidenciales y eso debiera venir en el segundo semestre de este año.

¿Cómo se da esa unidad?

Tenemos que hacer un gran esfuerzo progresista para dar alternativa de gobernabilidad. Las coaliciones que trascienden en el tiempo son aquellas que tienen vocación de estabilidad y eso implica hacer pactos electorales o políticos con estabilidad en el tiempo. Aspiro a que tengamos una coalición política que se abra a pactos electorales con ciertos sectores, como por ejemplo el Frente Amplio.

¿Una coalición desde la DC al PS, sin el PC?

Veo que podría haber condiciones, luego de las definiciones de cada partido, de reestructurar una nueva coalición desde el mundo liberal progresista que hoy no está en ningún partido, incluyendo a la DC, el PR, el PS, el PPD, y hacer pactos electorales después con el PC y el Frente Amplio.

¿Por qué se levantó una tercera lista?

La candidatura de Andrea González nace de las bases, de los movimientos sociales juveniles que nos pidieron el apoyo como una señal de renovación y de molestia respecto de que no se quiere más de los mismos. Con Ricardo (Lagos Weber) que estamos comprometidos con la renovación y la formación política de nuevos cuadros, los apoyamos. Que el PPD pueda ser presidido por una mujer joven, feminista, exdirigenta estudiantil, me parece que permitiría que el PPD sintonice con la nueva realidad del país.

¿Por qué no compitió usted o el mismo Lagos Weber?

Lo planteé desde un principio. Cuando se me pidió que participara les dije ‘mire, uno no puede estar en todas tampoco’. Hoy tengo 42 comunas que atender como senador, tengo una nutrida agenda legislativa: pertenezco a las comisiones de Agricultura, de Economía, de Seguridad y de Constitución y tengo un conjunto de trabajos académicos además, entonces uno no puede estar en todas y hacer todas las cosas bien.

Su sector ha acusado que hay un control de Girardi en el PPD. ¿Por qué entonces no competir?

Vuelvo a insistir. Primero, hay una muy buena candidata. En segundo lugar, no tengo un minuto, sería irresponsable de mi parte presentarme como candidato a un partido en que después no voy a poder cumplir con los roles de dirigentes del partido.

¿No era más efectivo en términos electorales que compitieran usted o Lagos Weber?

Puede ser desde el punto de vista de la efectividad, quién lo sabe. Creo que Andrea y el equipo tienen condiciones electorales de sobra. De pronto alguien piensa que hay que poner “figuras”, y probablemente habría tenido, a lo mejor, cierta adhesión mayor en algunos casos, pero en el caso mío no tengo posibilidades de participar.

¿Qué le parece la opción de Muñoz?

Me parece bien. El PPD requiere competencia, me parece sano. Heraldo tiene un discurso muy de centroizquierda, que es el que hemos enarbolado nosotros.

Pero aun así no se logró un acuerdo con él.

Tener diferencia de forma no significa tener una disputa (…) Intentamos hacer una lista conjunta, no se dieron las cosas porque creíamos que teníamos que darle espacio a la juventud y allá no encontramos espacio para que la juventud fuera partícipe.

¿Por qué no llegaron a acuerdo?

Hubo conversaciones para tratar de buscar espacios conjuntos y no se dieron porque probablemente Heraldo tenía compromisos previos que no podía eludir y lo encontré muy legítimo.

La candidatura de Heraldo fue apoyada por Guido Girardi. ¿Cree que va a poder desligarse de la influencia del senador?

Ojalá.

¿Pero cree que sea posible?

Parto siempre de la buena fe, así que espero que así sea, al menos así lo ha declarado.

¿Aunque en su sector digan que es un candidato levantado por Girardi?

Que fue levantado por Guido (Girardi) no cabe duda. Recuerde la filtración que se hizo de la comida en la casa de Heraldo donde había pura gente vinculada a Guido, el día después de la segunda vuelta, lo proclamaron como candidato. Eso no es una especulación, es un hecho objetivo, indubitado. Espero que Andrea sea la presidenta y ella nos da garantía de independencia.

¿Pero en caso de que Heraldo Muñoz ganara la elección?

Aspiro a que la que gane sea Andrea.

Pongámonos en los dos escenarios: si gana Andrea González, ya me dio sus argumentos. ¿Y en el caso de Heraldo Muñoz?

Eso va a ser un desafío, obviamente, porque si Heraldo llega a ganar y tiene aspiraciones presidenciales, tiene que darle gobernabilidad al PPD y la gobernabilidad pasa por trabajar con todos los sectores y respetar las visiones. La clave de esto está en volver a tener un PPD de tres colores. Ese partido donde estaba Ricardo Lagos Escobar, Armando Jaramillo, y también estaba María Maluenda.

¿Detrás de la decisión de Heraldo Muñoz de liderar el PPD hay una aspiración presidencial?

Me imagino que sí y me parece legítimo. Y si le va bien, fantástico. En esto soy partidario de que uno tenga dos operaciones aritméticas: sumar y multiplicar; los que quieren restar y dividir, afuera.

Francisco Vidal decía que hay muchas cartas presidenciales: Heraldo Muñoz, Lagos Weber, usted.

¿Hay que potenciar esos liderazgos?

Ser militante de un partido es un acto voluntario, no obligatorio, y lo que tenemos que recuperar en el PPD es lo que se llama la ética relacional, tener una convivencia más armónica, y eso implica formar políticamente nuevos rostros, liderazgos, formar a las nuevas generaciones y proyectar liderazgos para instancias locales, regionales, municipales y nacionales.

Sobre la gestión de Gonzalo Navarrete, algunos calificaron como un desastre el resultado electoral.

Algunos han querido decir que la crisis del PPD se arrastra desde hace muchos años, y es cierto que hay una crisis de identidad que se viene arrastrando pero lo que ocurrió en la elección fue todo mal hecho. La elección parlamentaria fue una crisis que tiene que asumir esta mesa directiva y también Guido, como se lo dijimos en su oportunidad. La mesa que eligió, subió y bajó candidatos la misma noche de la elección. Una cosa es que el PPD viene con una crisis de identidad, pero eso no significa que no haya que pasar la cuenta a quienes estuvieron en esa mesa.

¿A Navarrete le faltó tener más libertad frente a los lotes?

Sin duda.