Search

Congreso despacha propuesta del Senado sobre sueldo mínimo


La Sala de la Cámara Baja aprobó el informe de la Comisión Mixta por 65 votos a favor, 53 en contra y una abstención. Luego, la Sala del Senado hizo lo propio y visó por 20 votos a favor, 17 en contra y 1 abstención el mencionado informe. No obstante, quedó pendiente la posibilidad que el Ejecutivo envíe un veto presidencial al proyecto.

Tras un arduo debate sobre la plurianualidad, la Sala del Senado aprobó por 20 votos a favor, 17 en contra y 1 abstención el informe de la Comisión Mixta que, en votación dividida, aprobó la propuesta de la Cámara Alta con el fin de zanjar las discrepancias surgidas en torno al proyecto de ley que reajusta el monto del ingreso mínimo mensual, así como de la asignación familiar y maternal, y del subsidio familiar (Boletín N° 11.971-13).

Dicha propuesta que previamente fue aprobada en el hemiciclo de la Cámara de Diputados, por 65 votos a favor, 53 en contra y 1 abstención establece un reajuste del sueldo mínimo a 286 mil pesos a contar del 1 de agosto de 2018 y de 300 mil pesos a partir de marzo de 2019. En tanto, la propuesta del Ejecutivo en cuanto a la plurianualidad no concitó el acuerdo.

No obstante, quedó abierta la posibilidad que el Ejecutivo envíe a trámite un veto presidencial, por lo que la Cámara Baja convocó a sesión de sala para este martes. Al respecto, el presidente del Senado, Carlos Montes señaló que "debe constituirse la Sala de la Cámara Baja para dar cuenta del veto presidencial y luego pasaría a la Comisión de Hacienda, por lo que corren los plazos de 6 días para el trámite con urgencia de discusión inmediata".

En esa línea, la mesa del Senado se comprometió a mantener informados a los jefes de Comités, una vez que se conozca el contenido del veto presidencial. Sin embargo, la situación provocó la molestia entre senadores de oposición quienes criticaron durante el debate que los ministros del área económica no estuvieran presentes, así como el hecho que "se quiera insistir en un sistema de plurianualidad para evitar sentarse a conversar con los gremios de trabajadores".

Los senadores oficialistas, por su parte, defendieron la fórmula del Ejecutivo, pues se trata de un reajuste anclado a las expectativas de crecimiento, es responsable y aseguran mayor estabilidad. Recordaron además que "el reajuste no lo paga el gobierno".