Search

Senador Harboe: "Tenemos que ser capaces de pensar Ñuble en grande"


El pasado 5 de septiembre de 2017 fue publicada en el Diario Oficial la Ley N° 21.033, que crea la XVI región de Ñuble y las provincias de Diguillín, Punilla e Itata; un verdadero anhelo para los habitantes del territorio que implicó años de trabajo, en el cual el senador Felipe Harboe cumplió un rol esencial, defendiendo desde un comienzo la necesidad de crear esta nueva unidad territorial.

La región finalmente es una realidad, ¿qué es lo que viene ahora?

Estoy muy orgulloso de haber podido aportar a la creación de la región, es un compromiso que tenía y se da por cumplido con la instalación de Ñuble.

Ahora viene quizás lo más difícil: tener la capacidad de buscar puntos de encuentro entre las autoridades políticas, el mundo social, la academia, la ciencia y el sector privado, para pensar Ñuble a 20 o 30 años plazo.

Hay que imaginarse cuál será la vocación de nuestra región, cómo vamos a potenciar a aquellos municipios que están rezagados, cómo nivelaremos hacia arriba en la formación de recursos humanos, educación y empleabilidad. Cómo vamos a incentivar la llegada de nuevos capitales e inversiones, cómo prepararemos nuestras ciudades para la llegada de nueva gente y cómo vamos a diseñar el ordenamiento territorial.

¿Cuáles son los desafíos de la nueva región?

Tenemos que ser capaces de pensar Ñuble en grande. Eso implica soñar con la posibilidad de tener un tren intrarregional, autopistas con distintos accesos a la región por la Ruta 5, sacar la línea del tren que cruza nuestra capital regional, crear fiestas costumbristas para celebrar nuestros feriados locales, mejorar el patrimonio arquitectónico y cultural y pensar en cómo hacemos de esta gran identidad cultural, un valor para que turistas nacionales e internacionales lleguen a la zona.

Y usted, ¿cómo sueña Ñuble?

Creo en un Ñuble tecnológico y acogedor, que integre a las comunas que están en situación de rezago.

Sueño con un Ñuble que sea el mejor entorno para vivir, con más áreas verdes, menos contaminación y mayor satisfacción de necesidades básicas.

Sueño con un Ñuble con mayores y mejores pavimentos, que doten de seguridad y dignidad a sus habitantes, con un Ñuble que sea capital de oportunidades tecnológicas, turísticas, ecológicas y agrícolas. Sueño con un Ñuble integrador.

¿Qué va a implicar para el ñublense la concreción de la región?

La instalación de la región permitirá que muchos de los trámites que hoy se realizan en Concepción, se hagan en la capital regional, Chillán, o en las capitales provinciales.

Va a suponer que la autoridad esté mucho más cerca de los problemas de Ñuble, podrá conocer temas locales y hacerse cargo de ellos.

Se podrá focalizar con mayor eficacia los recursos públicos y permitirá a los habitantes de la región tener más posibilidades de financiamiento para su casa propia, en el momento de competir por los subsidios.

¿Esto también supondrá el reconocimiento de una identidad cultural?

Evidentemente. Ñuble, a diferencia de otras regiones que se han construido, tiene una identidad cultural muy marcada. No es casualidad que Arturo Prat, Gonzalo Rojas, Marta Colbin, Nicanor Parra, Claudio Arrau, Víctor Jara y mucho otros y otras, hayan tenido su origen en Ñuble.

Eso tiene que ser un patrimonio inmaterial que la región tiene que explotar de buena forma, para mostrar a chilenos y extranjeros que ésta es una tierra de creadores y artistas, que ha aportado al desarrollo cultural de Chile, y esa es una ventaja comparativa respecto al resto de las regiones.