Search

"EL PRESIDENTE PRIVILEGIÓ LAS ENCUESTAS INTERNAS ANTES QUE SUS COMPROMISOS INTERNACIONALES&quot


*Entrevista Diario Financiero

SENADOR FELIPE HARBOE (PPD) ANALIZA LA CONTINGENCIA

En materia económica, el parlamentario opositor advierte: 'Tenemos una tasa de desempleo mayor a la que teníamos en el período de la presidenta Bachelet. Cuando llegamos a 7,1 tenemos un problema objetivo

Asegura no estar pensando en una candidatura presidencial, pero habla como todo un candidato. A pocos días de la CEP, el senador Felipe Harboe (PPD) aborda la contingencia con Diario Financiero e inevitablemente el tema presidencial. Advierte que 'las personas mejor ubicadas en las encuestas no necesariamente representan un liderazgo' y ejemplifica, recordando que 'en la elección anterior hubo algunos partidos que optaron por un candidato que estaba primero en las encuestas, pero que finalmente terminó siendo una profunda derrota'. De ahí que aconseje a las dos figuras de su partido que percibe como presidenciables, el timonel del partido Heraldo Muñoz y el senador Ricardo Lagos Weber, a que pasen 'de las encuestas a la construcción de liderazgos, que sean capaces de tener una visión de sociedad y mostrar un camino para Chile'. Harboe también expresa su preocupación por los efectos del conflicto portuario en Valparaíso, atribuyendo responsabilidad tanto al gobierno como a las empresas concesionarias y contradice las cifras económicas del Ejecutivo. En cuanto a la reforma tributaria, sostiene que 'soy parte de una centroizquierda moderna que cree que el crecimiento y la seguridad son pilares igualmente fundamentales que la distribución o la equidad', pero insiste en que el proyecto presentado es regresivo. Por último, y cómo no, aborda el tema que desde la semana ha mantenido en un verdadero fuego cruzado al gobierno y la oposición: el Pacto Migratorio. -¿Comparte con quienes sostienen que este gobierno está siendo más conservador de lo que todos suponían que sería Piñera? -La ultraderecha se está comiendo a la centroderecha desde el punto de vista valórico -el Pacto Migratorio y el requerimiento al TC por el reglamento del aborto en tres causales son ejemplos- para evitar el crecimiento de José Antonio Kast. La derecha está nerviosa, porque así como el PC tiene por la izquierda al Frente Amplio, la derecha tiene por la derecha a JAK que los obliga a tomar discursos más bien populistas que populares. Es la única explicación que puede existir para el bochorno y la vergüenza internacional de Chile, a propósito del Pacto Migratorio. -¿La imagen de Chile ha retrocedido en el concierto internacional? -Chile tiene una tradición republicana histórica de participación activa en el multilateralismo y eso se ha roto con un tema tan relevante como la migración. El sentido que está detrás de esa decisión no es el derecho internacional, sino la idea de recuperar el público perdido que se les fue a la derecha y que está decepcionado de este gobierno. -¿El canciller está a la altura? -El canciller fue pasado a llevar de una manera inadecuada, porque al final del día es la cara visible del Estado de Chile más que del gobierno, a nivel internacional. Los presidentes que tienen la sabiduría suficiente son los que deciden adecuadamente y aquí el presidente optó por privilegiar las encuestas internas antes que sus compromisos internacionales. -En un aspecto más general y dado que estamos prácticamente terminando el primer año de gobierno, ¿cómo lo evalúa? -Ha sido un primer año muy complicado, porque muchas personas vieron frustradas sus expectativas. Este discurso, en campaña, de que cuando ganara Sebastián Piñera se iba a liberar mucha inversión, no se ha visto y no se ha traducido en mejoras en las remuneraciones, tampoco en el aumento del empleo. -¿No comparte con el ministro de Economía su optimismo por el aumento de la inversión? -No, no lo comparto. Porque una cosa son los indicadores de inversión, pero esa inversión no está llegando a la gente, no se está traduciendo en mejores empleos. Tenemos una tasa de desempleo mayor a la que teníamos en el período de la presidenta Bachelet. Cuando llegamos a 7,1 tenemos un problema objetivo. -Desde el gobierno dicen que ha bajado el empleo informal y mejorado el formal. -Le pongo un siete al gobierno en la capacidad de inventar explicaciones. El desempleo es producto de que hay más gente que busca empleo; el SIDA es un problema de los inmigrantes; los conflictos laborales son problemas del gobierno pasado. Entonces, al final del día no tienen responsabilidad de nada. Podemos crecer hoy día a un 4%, la pregunta es cuánto de ese 4% está llegando a la gente que más lo necesita. Adicionalmente, necesitamos crear un mecanismo permanente de crecimiento y disminuir los niveles de incertidumbre. Reforma 'progresiva' -¿Es viable que la reforma tributaria esté aprobada en un año? -Mire, yo soy parte de una centroizquierda moderna que cree que el crecimiento y la seguridad son pilares igualmente fundamentales que la distribución o la equidad y para eso se requiere buscar acuerdos. -¿En qué temas el gobierno tendría que ceder? -Estamos disponibles para llegar a acuerdos en la medida que tengamos una reforma tributaria que efectivamente incentive el crecimiento a las pequeñas y medianas empresas; que genere una distribución que permita tener impuestos de asignación territorial y que tenga el principio de la progresividad.

'Al menos dos líneas de cruceros van a excluir a Valparaíso de entre sus destinos turísticos' -¿Cómo evalúa el conflicto de los portuarios? -Este conflicto ha generado un daño inconmensurable para Chile, como destino turístico de cruceros y para Valparaíso en toda su economía. -¿Cómo se habría evitado el conflicto? -Que desde el primer día la empresa hubiera tenido disposición al diálogo; que frente a la intransigencia, violencia y la toma en el muelle de los cruceros, el gobierno hubiese actuado desalojando inmediatamente, las reivindicaciones de los trabajadores son muy legítimas y, ojalá, puedan ser cubiertas, pero nada justifica que se paralice y se tome un lugar, generando un impacto negativo en la ciudad y en la imagen internacional del país. -¿Los parlamentarios han intervenido ante el Ejecutivo para terminar con el conflicto? -No sé si ha habido una conversación formal, pero informalmente he manifestado mi preocupación por lo que está ocurriendo, tanto al ministro del Interior como al de Hacienda. Porque este conflicto podrá terminar mañana, pero el daño a la imagen internacional de Chile ya está hecho. -¿Qué tan graves pueden ser los efectos? -La información que tenemos es que al menos dos líneas de cruceros van a excluir a Valparaíso de entre sus destinos turísticos. Cuando un tema entre privados afecta la imagen internacional y la economía de toda la ciudad el gobierno tiene un rol que jugar, pero está mirando el conflicto como espectador. Gobernar implica pagar costos y el orden público y la seguridad son fundamentales para mantener un Estado de derecho. El derecho a huelga no puede ser condicionado, pero eso no da derecho a paralizar completamente las faenas ni a interrumpir procesos productivos que afectan a toda una ciudad. -¿Cómo se explica que el gobierno, que es muy pro orden público y seguridad, haya dejado pasar por tantos días este conflicto? -El gobierno tiene un discurso sobre el orden y la seguridad, pero en las acciones concretas hemos visto un recrudecimiento de la violencia en La Araucanía, como han vuelto los bombazos a este país, tenemos aumento de delitos violentos; tenemos, además, más conflictividad social, como se ha manifestado en el Puerto de Valparaíso.

Ciberseguridad para el desarrollo económico Hace un par de semanas, el senador Harboe participó en un encuentro sobre ciberseguridad en Israel. Respecto a esto, levanta una voz de alerta, asegurando que 'la ciberseguridad no es un tema sólo de informáticos, sino de desarrollo fundamental, de un modelo económico en que Chile no está pensando'. Advierte que 'aquí está la diferencia entre si Chile quiere ser parte de la carretera del desarrollo tecnológico o vamos a mirarlo desde la caletera. Soy partidario de que estemos en la carretera'. Relata con preocupación que 'en el encuentro de Israel, uno de los puntos principales respecto de Chile era su falta de institucionalidad, no hay funcionarios públicos especialistas en ciberseguridad'. 'La ultraderecha se está comiendo a la centroderecha desde el punto de vista valórico para evitar el crecimiento de José Antonio Kast'. 'Le pongo un siete al gobierno en la capacidad de inventar explicaciones. El desempleo es producto de que hay más gente que busca empleo; el SIDA es un problema de los inmigrantes; los conflictos laborales son problemas del gobierno pasado'.